11 hierbas aromáticas para cultivar en agua todo el año 🍃👏

Tener un jardín de hierbas aromáticas en casa es una gran idea. Te permite tener siempre a mano tus preferidas para añadirlas a tus platos favoritos. Y no necesitas grandes conocimientos ni siquiera, en este caso, una pizca de tierra. Estas aromáticas que relacionamos a continuación son las que se usan habitualmente para condimentar preparaciones gastronómicas y puedes cultivarlas en un vaso de agua.

1 Menta

Además de una gran aliada en la cocina, la menta es la hierba estrella de los remedios medicinales gracias a su alto contenido en mentol, una sustancia que refresca sin producir ninguna variación en la temperatura. Su cultivo en agua es muy sencillo; basta con sumergir algunas de sus ramas para que echen raíces.

2 Menta verde

Al igual que la menta común, la menta verde es igual de sencilla de cultivar en agua, y tienen prácticamente las mimas propiedades.

3 Orégano

Siempre es buena idea tener un bote de orégano fresco en la cocina, ya que es sencillo de cultivar en agua y es un complemento interesante para nuestros platos mediterráneos. Introducí los esquejes en el agua y comenzá a pellizcar sus hojas una vez que aprecies que la planta está creciendo correctamente.

4 Albahaca

A la albahaca le encantará el calor de tu cocina y por ello crece con facilidad en un recipiente con agua limpia, eso sí, situada en un lugar con mucha luz. Un consejo: cortá los esquejes con capullos para evitar la floración, ya que después de ésta la planta finaliza su ciclo y muere.

5 Salvia

Mantené la planta en agua en un lugar fresco y aireado porque es propensa al moho. La salvia en agua crece muy lentamente, pero tampoco importa mucho ya que apenas se necesita un poquito para dar sabor a tus recetas.

6 Stevia

Si te gusta el dulce, la stevia puede ser tu gran aliada ya que resulta ideal para agregar a tés e infusiones y no tiene calorías. Cultivala en agua y colocala en un lugar cálido y bien iluminado.

7 Verbena, Hierba Luisa o balsamo de limón

El magnífico olor de esta hierba es una excelente carta de presentación para cualquier hogar, además su cultivo es tan sencillo y su crecimiento es tan rápido que merece la pena. Cortá unos esquejes en primavera y sumergilos en agua, después colocá el recipiente en un lugar bien iluminado. Empleará unas 4 semanas en echar raíces y luego será imparable. Eso sí, cambiá el agua con regularidad y vigilá el moho, porque es propensa a padecerlo en interiores.

8 Estragón

Existen varios tipos de estragón, aunque el francés es el más apreciado en la cocina. En cualquier caso es una hierba de crecimiento lento y que precisará de luz y agua limpia. Mejor plantar en primavera.

9 Tomillo

Cortá solo aquellos esquejes verdes que veas en crecimiento y sumergilos en agua. Aquellos que se hayan vuelto marrones no lograrán enraizar. Como siempre, la mejor época para plantar los esquejes será la primavera y necesitan ser sumergidos de inmediato, casi recién cortados, ya que su extrema delgadez hace que se sequen rápido.

10 Romero

Los esquejes leñosos del romero tardan mucho en echar raíz, pero son más resistentes al deterioro. Aquellos plantados en primavera parecen enraizar antes. De cualquier manera, es una planta que no requiere esfuerzos y su sabor y alegría merecen la pena.

TIPS

– Se aconseja evitar el agua de la canilla o al menos dejarla ventilar toda la noche para que pueda evaporar el cloro.
– Lo mejor es usar agua de lluvia, o mejor aún de pozo o manantial, ya que contienen minerales y oligoelementos.
– Sobre los contenedores, se pueden usar tarros de vidrio transparente aunque las raíces, acostumbradas a la oscuridad, agradecen aquellos de colores ámbar u oscuros.
– Si solo tenés tarros de cristal, prueba a envolverlos en papel.
– Los recipientes de boca estrecha, como las botellas de cristal, tienen la ventaja de mantener verticales nuestras plántulas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *